lunes, 22 de enero de 2018

CABOTEGRAVIR/RILPIVIRINA COMO INYECTABLE TIENE BUENA ACEPTACION DE FORMA MENSUAL O BIMESTRAL EN JOVENES GAY O BISEX QUE TIENEN SEXO CON HOMBRES,CON EDADES ENTRE 30 Y 40 AÑOS....

Buena aceptación del fármaco experimental cabotegravir/rilpivirina inyectable de administración mensual o bimestral

Por otro lado, los participantes en los estudios que evalúan el uso trimestral de cabotegravir inyectable como profilaxis preexposición (PrEP) creen que esta estrategia favorece la adherencia
Francesc Martínez - 22/01/2018
Un equipo de investigadores ha realizado dos estudios para establecer el grado de aceptación de dos estrategias terapéuticas en investigación: la formulación inyectable de cabotegravir y rilpivirina de administración mensual o bimestral para el tratamiento de la infección por el VIH y la formulación inyectable de cabotegravir de administración trimestral como profilaxis preexposición al VIH (PrEP, en sus siglas en inglés). Las opiniones, en ambos casos, han sido muy favorables, poniendo en valor su discreción y conveniencia (en el caso del tratamiento del VIH) y su mejora para la adherencia (en el caso de la PrEP). Ambos estudios se basaron en entrevistas en profundidad realizadas a participantes en ensayos clínicos de fase II y al personal sanitario que los atendía.
El estudio sobre la percepción de los participantes relativa a cabotegravir y rilpivirina como tratamiento del VIH de administración mensual o bimestral ha sido publicado en PLOS One. Un total de 27 participantes del estudio LATTE-2 y 12 de los profesionales sanitarios que los atendían fueron entrevistados.
El estudio sobre percepción de cabotegravir inyectable de administración trimestral como PrEP contó con 26 participantes del ensayo clínico ÉCLAIR y 4 profesionales sanitarios que los atendían y ha sido publicado en AIDS & Behavior.
En ambos estudios, la mayoría de los participantes eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) de entre 30 y 40 años de edad. La participación voluntaria en ensayos clínicos como los dos analizados ya indica cierta predisposición a las estrategias, por lo que los resultados de los estudios deben interpretarse con precaución.
La mayor parte de los participantes experimentaron efectos secundarios derivados de las inyecciones, principalmente escozor y morados en la zona de inyección durante 1-2 días. La mayoría consideró que estos efectos eran aceptables a cambio de las ventajas que proporcionaban las estrategias.
Los participantes de ambos estudios consideraban que con las inyecciones la adherencia al tratamiento es más sencilla que con la toma diaria de comprimidos. Los participantes con el VIH consideraron que las inyecciones permiten seguir el tratamiento antirretroviral con más discreción y privacidad, además de permitirte “olvidarte” del VIH más a menudo que si tienes el recordatorio diario que supone la toma de la medicación por vía oral.
Unos pocos participantes expresaron preocupación acerca del número de visitas a los centros médicos requeridas para llevar a cabo estas estrategias inyectables, algo que no siempre es sencillo de ocultar en entornos laborales o sociales en los que no se quiere revelar el estado serológico.
Los usuarios manifestaron que es importante que las inyecciones intramusculares (en las nalgas) utilizadas en estas estrategias deben ser realizadas por un profesional debidamente cualificado, por lo que consideran que un escenario de autoinyección no sería realista.
Por otro lado, los hombres gais, bisexuales y otros HSH que participaron en el ensayo con PrEP manifestaron que las inyecciones les proporcionaban calma de cara a posibles relaciones de riesgo no previstas. A pesar de ello, la mayoría de ellos no se sentían en suficiente riesgo como para necesitar PrEP.
Al ser preguntados sobre a qué personas beneficiaría más el cambio a estrategias inyectables, los entrevistados frecuentemente se refirieron a aquellas con problemas de adherencia: personas sin residencia fija, con vidas inestables, usuarios de drogas o jóvenes. Un punto evidente que también destacaron es que las estrategias inyectables no son adecuadas para personas con aversión a las agujas.
En todo caso, la mayoría de los participantes con el VIH afirmó que, en general, recomendaría la estrategia inyectable a cualquier persona con el VIH. Algunos afirmaron incluso que algunos de sus amigos con el VIH sentían envidia acerca de la estrategia inyectable en cuanto les contaban hablaban de ella.
Por lo que respecta al punto de vista de los profesionales sanitarios, estos consideraban que las inyecciones no son adecuadas para todas las personas y las decisiones deben tomarse de forma individualizada. También afirmaron que aunque se trataría de una buena estrategia para personas con mala adherencia, estas deben adquirir cierto nivel de compromiso para presentarse a las citas médicas necesarias para las inyecciones. Un olvido de una toma puntual tiene un impacto mínimo, mientras que no acudir a la cita de inyección puede acabar siendo equivalente al olvido de muchas tomas consecutivas, con el riesgo de pérdida de control del VIH y desarrollo de resistencias que ello conllevaría.
En personas con comorbilidades que precisan de tomas diarias de medicamentos como por ejemplo aquellas de mayor edad, añadir el tratamiento del VIH a sus esquemas diarios no supone grandes cambios, por lo que no sería, a priori, un grupo al cual las estrategias inyectables le proporcionarían grandes ventajas.
Otro punto en contra es que la formulación inyectable no permite –por definición– interrumpir el tratamiento de manera inmediata, lo que resulta importante en el caso de aparecer efectos adversos que recomendarían una interrupción o un cambio de tratamiento. Por ello es muy importante iniciar la estrategia por vía oral para comprobar la tolerabilidad antes de pasar a la vía inyectada. Además, cabotegravir se elimina muy lentamente del organismo, por lo que ante una interrupción del tratamiento existiría cierto riesgo de desarrollo de resistencia al fármaco si no se sustituye por una alternativa suficientemente efectiva (o si, por ejemplo, una persona que seguía PrEP con cabotegravir se infectase al poco tiempo de dejar la PrEP).
En todo caso, los resultados de los estudios muestran una buena predisposición y aceptación de los usuarios respecto al tratamiento antirretroviral inyectable de administración mensual o bimestral y a la PrEP inyectable de administración trimestral, por lo que, a buen seguro, de llegar al mercado serán estrategias ampliamente utilizadas.

UN INFORME DE ESTADOS UNIDOS,SEÑALA LA NECESIDAD DE DESESTIGMATIZAR EL USO DE LENGUAJE INAPROPIADO AL USO DE DROGAS....

Un informe norteamericano señala la necesidad de desestigmatizar el lenguaje en torno al uso de drogas

Las percepciones negativas que se transmiten sobre las drogas y su consumo pueden alimentar políticas punitivas sobre las personas que las utilizan
Jordi Piqué - 19/01/2018
Un Informe titulado ‘El problema mundial de la percepción de la droga’, publicado la semana pasada por la Comisión Global sobre Políticas de Drogas –integrada por 25 miembros entre los cuales se incluyen 12 exjefes de estado o gobierno, un exsecretario general de Naciones Unidas y tres Premios Nobel–, pone de manifiesto cómo las percepciones sesgadas sobre las drogas y las personas que las usan afectan de forma negativa tanto a la salud como a la atención médica de los usuarios de drogas, al alimentar políticas prohibicionistas dañinas y, a veces, directamente afectando a su atención sanitaria. El nuevo informe internacional apunta a contrarrestar tales prejuicios.
La presidenta de la comisión y expresidenta de Suiza apuntó que la estigmatización de las personas que usan drogas conduce a la discriminación y a respaldar leyes regresivas sobre las drogas que se basan en el juicio moral. Si se piensa en alguien y para referirse a él se indica que es un ‘yonqui’ o un ‘drogadicto’, esto entrañará una gran discriminación que incidirá en el trato que le dispensaremos tanto nosotros como la sociedad. Se trata de un círculo vicioso que se ha alimentado durante décadas y que debe romperse.
El informe llega en unas circunstancias en que Norteamérica lidia con una crisis de sobredosis provocada por el uso ilícito de fentanilo (un analgésico consumido fuera del ámbito médico y que es 50 veces más potente que la heroína) [véase La Noticia del Día 14-07-2017]. Se calcula que el número de víctimas mortales en Canadá por sobredosis relacionadas con los opioides superará los 4.000, con aproximadamente un tercio de esas muertes ocurridas en la Columbia Británica.
En medio de los informes de los medios sobre la escalada de la crisis y los debates apasionados en torno a posibles soluciones, se ha advertido contra el uso de un lenguaje que estigmatiza el uso de drogas o retrata a las personas que las utilizan como moralmente imperfectas o inferiores. Más bien, el lenguaje debería priorizar a las personas y reflejar la perspectiva médica cuando se hace referencia al uso de sustancias. Para referirnos, por ejemplo, a una persona con un problema asociado al consumo de drogas se debería hacer señalando que se trata de una ‘persona con un trastorno por consumo de sustancias’, en vez de utilizar la expresión ‘adicto’ o ‘yonqui’; o decir "sala de consumo supervisado" en lugar de "sala de chutes".
El libro de estilo de la prensa americana (American Press Stylebook), una guía de gramática y uso para periodistas en EE UU, publicó el año pasado una actualización recomendando no usar palabras como alcohólico, adicto y consumidor abusivo (toxicómano) a menos que estén entre comillas. ".
El informe señaló que la estigmatización puede tener un impacto directo en la atención clínica, citando un estudio de EE UU en el que los especialistas en salud mental recibieron estudios de casos idénticos sobre personas en programas de tratamiento de drogas ordenados por un tribunal. Se hizo referencia a la persona como un “consumidor abusivo de sustancias (toxicómano)” o “alguien con un trastorno por uso de sustancias”. Los profesionales especialistas en salud mental que leían acerca de un “consumidor abusivo de sustancias (toxicómano)” tenían más probabilidades de creer que la persona en cuestión era personalmente culpable de su situación y que debían tomarse medidas punitivas hacía él.
Por otra parte, las percepciones negativas sobre las drogas y su consumo también pueden alimentar políticas como la de imponer sentencias mínimas obligatorias en delitos menores relacionados con drogas y programas de tratamiento obligatorio que no solo son ineficaces, sino que violan los derechos humanos, según sugiere el informe.
Un líder experto en reducción de daños del Centro para el Control de Enfermedades de la Columbia Británica emitió un informe el año pasado alentando el empleo de un lenguaje no estigmatizador al describir los trastornos por consumo de sustancias, la adicción y las personas que usan drogas. Su informe también destacó el estigma interiorizado (vergüenza, pensamientos negativos de autoevaluación y miedo) que puede desarrollarse cuando una persona que usa drogas se identifica con un grupo estigmatizado.
Se indicó, asimismo, que las personas que experimentan el estigma interiorizado tienen menos probabilidades de buscar empleo, les resulta difícil desarrollar contactos íntimos y es más probable que eviten el tratamiento. Cuando [las personas que usan drogas] adoptan términos [estigmatizadores] para sí mismos, es probable que experimenten estigma interiorizado y acepten que no pueden recuperarse.
Una defensora de las políticas de drogas y exmiembro de la junta directiva de la Red de Usuarios de Drogas del Área de Vancouver ha reflexionado sobre el efecto del lenguaje en la percepción de las personas sobre el consumo de drogas. Ha planteado la idea de volver a redefinir la crisis por sobredosis del centro médico antes citado como una crisis por envenenamiento, con el fin de reflejar el hecho de que la mayoría de las personas no eligen usar cantidades letales de fentanilo. Hay que remarcar que algo les estaba sucediendo a esas personas y que no se trataba de que ellas hicieran un consumo abusivo de fentanilo. Algo les estaba ocurriendo que hacía que no tuvieran ningún control sobre la dosis consumida.
El informe de la Comisión Global concluye con seis recomendaciones, entre ellas que los responsables de las políticas se esfuercen por cambiar las percepciones sobre las drogas y las personas que las usan proporcionando información fiable y consistente; y que los estados miembros de las Naciones Unidas revisen el lenguaje mientras negocian acuerdos políticos internacionales sobre control de drogas.

TENER UN PERRO UN FACTOR IMPORTANTE FRENTE AL DESARROLLO DE DEPRESION EN PERSONAS MAYORES QUE VIVEN CON EL VIH....

Tener una mascota es un factor protector frente al desarrollo de depresión entre las personas con el VIH

La incidencia de depresión es elevada entre las personas con VIH, por ello, explorar estrategias preventivas resulta de especial interés
Marta Villar - 18/01/2018
Las personas con el VIH que tienen perros presentan menos probabilidades de sufrir depresión que aquellas que no los tienen. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado un pequeño estudio cuyos resultados fueron publicados a finales de 2017 en la revista JMIR Mental Health.
Es conocido que la incidencia de depresión es más elevada en las personas con el VIH. De hecho, los pacientes seropositivos tienen un riesgo de aproximadamente el doble de desarrollar depresión en comparación con las personas seronegativas al VIH. Asimismo, tener depresión se asocia con una baja adherencia al tratamiento antirretroviral lo que podría afectar al control de la infección y comprometer la salud del paciente.
Un elemento que puede tener efectos psicosociales beneficiosos y promover, al mismo  tiempo, la adherencia al tratamiento es tener una mascota. Diferentes estudios han hallado que tener un perro se asocia con beneficios para la salud física y mental, entre los que se incluye una disminución de las hormonas del estrés, mejoras en la salud cardiaca, reducción de la presión arterial y disminución de la soledad.
Los autores del presente estudio plantearon la hipótesis de que tener una mascota puede reducir el riesgo de depresión al reforzar el apoyo social del propietario. Según los investigadores, los perros ofrecen a sus propietarios más oportunidades de sociabilización a través de la relación que se establece entre el perro y el propietario y también entre el propietario y el vecindario o comunidad en la que vive. Asimismo, más allá del apoyo social también pueden ayudar a establecer rutinas diarias que favorezcan la salud física y mental.
Con el fin de estudiar la relación entre tener un perro y la depresión en personas con el VIH, el equipo de investigadores llevó a cabo un estudio transversal en el que se inscribieron un total de 252 personas con el VIH. Los datos fueron recogidos durante enero de 2016 a través de una encuesta electrónica difundida por la página When Dogs Heal.
En el sondeo, se preguntaba a los participantes si tenían (o habían tenido en el pasado) mascotas, datos demográficos, sintomatología depresiva y la resiliencia. Los investigadores decidieron evaluar la resiliencia –capacidad de un individuo para mantener su bienestar a través del esfuerzo individual y factores sociales y contextuales– ya que lo consideraron un factor de riesgo a la hora de sufrir depresión, con independencia de tener o no mascotas.
La muestra final de análisis estuvo compuesta por 199 personas que, en promedio, llevaban 17 años viviendo con el VIH. La edad media de los participantes fue 48,7 años, la mayoría de ellos (86%) eran hombres, el 80% eran blancos y el 83% se identificó como hombre gay, bisexual u hombre que practica sexo con otros hombres (HSH). Casi todos los participantes (97,5%) habían tenido una mascota a lo largo de su vida y, actualmente, el 68,3% tenía un perro.
El análisis bivariable no halló una relación estadísticamente significativa entre las características demográficas (edad, raza, etnia, género y orientación sexual) y la depresión. Con el fin de evaluar las variables predictoras de depresión se llevó a cabo un modelo de regresión logística multivariable que incluyó la edad, la raza, el origen étnico, el género, la capacidad de resiliencia y tener en la actualidad un perro. De las seis variables, solo en dos se observó una asociación estadísticamente significativa con la depresión: la resiliencia y tener un perro. Tras controlar por la influencia de la resiliencia, se observó que las personas que en la actualidad no poseían un perro tenían el triple de posibilidades de padecer depresión que aquellos que sí lo tenían (cociente de probabilidades [CP]: 3,01; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,54-6,21).
Los resultados del presente estudio apoyan la evidencia creciente de que tener un perro reduce la probabilidad de depresión y, por lo tanto, de que puede conferir beneficios para la salud a largo plazo de las personas con el VIH.
Los investigadores planean una futura investigación donde evaluarán si la adopción de perros es una intervención que mejora la vida de las personas que viven con el VIH.

lunes, 15 de enero de 2018

EN BREVE UNA UNICA PASTILLA A LA SEMANA PARA EL TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL PARA PERSONAS QUE VIVEN CON VIH ( POR FAVOR LEED BIEN)

Una pastilla de liberación prolongada permitiría un tratamiento antirretroviral completo de una única toma semanal

El dispositivo no serviría para todos los antirretrovirales
Francesc Martínez - 15/01/2018
Un nuevo dispositivo de liberación prolongada de administración oral permitiría tomar varios antirretrovirales de forma conjunta en una única dosis semanal. La estrategia permitiría mejorar la adherencia y, de este modo, reducir el riesgo de desarrollo de resistencias. El dispositivo se encuentra en desarrollo –financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y por los Institutos de Salud de EE UU-. Sus últimos resultados han sido publicados en Nature Communications.
El nuevo dispositivo es del tamaño de una cápsula normal, pero en su interior se halla una estructura de matriz polimérica en forma de estrella que puede liberar fármacos durante un máximo de siete días. Dicha estructura impide la salida del dispositivo del estómago al intestino delgado hasta que no se han liberado los fármacos por completo, momento en el cual la estructura se rompe y pasa al intestino. Todo este proceso no altera el proceso digestivo normal ni la entrada y salida de los alimentos del estómago.
El dispositivo puede liberar hasta 6 fármacos, pero solo puede usarse para una toma semanal si las dosis son de 50mg diarios o inferiores. En sus ensayos, los investigadores han utilizado tres fármacos: dolutegravir (Tivicay®), rilpivirina (Edurant®) y cabotegravir (fármaco experimental aún no aprobado). Los estudios con el dispositivo aún no se han iniciado en humanos, por lo que los últimos datos disponibles se han obtenido de su uso en cerdos.
El estudio piloto mostró que las concentraciones de cada fármaco se mantuvieron elevadas y, en el caso de rilpivirina, los niveles se mantuvieron en la concentración pico diaria de cuando se administra en dosis diarias.
La velocidad de liberación de los fármacos se pudo cambiar modificando la composición del polímero de la matriz del dispositivo que contiene cada uno de los principios activos.
Aparte de solo poderse utilizar para fármacos con dosis menores de 50mg diarios, el dispositivo tiene otra limitación: no puede utilizarse con antirretrovirales inestables en el medio ácido estomacal. Ello impediría su uso con tenofovir-TAF(fármaco presente en Descovy ®, Odefsey® y Genvoya®), ya que solo el 10% de este principio activo se mantiene estable a las 10 horas de llegada al estómago.
Ante la posible próxima llegada al mercado de una formulación inyectable de administración mensual o bimestral (véase La Noticia del Día 24/07/2017), la presente estrategia ofrecería la posibilidad de tomas no diarias a personas que, por diversas razones, no puedan o no quieran recibir la medicación antirretroviral en forma de inyección intramuscular.
El presente dispositivo también podría ser utilizado para fármacos utilizados en la profilaxis preexposición (PrEP). Tras desarrollar un modelo de comparación, los investigadores concluyeron que el presente dispositivo podría incrementar la eficacia de la PrEP en un 20% por el incremento en la adherencia que llevaría asociado.
Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt).
Referencia: Kirtane A et al. Development of an oral once-weekly drug delivery system for HIV antiretroviral therapy. Nature Communications 9(2) 1-12, 2018.

viernes, 1 de diciembre de 2017

HOY DIA MUNDIAL EN LA LUCHA CONTRA EL SIDA TAMBIEN QUEREMOS RECORDAR A TODOS LOS AMIG@S Y HERMAN@S DEL COLECTIVO GLTB DE TODO EL MUNDO QUE NO TIENEN LA MISMA SUERTE QUE ACA EN EL PRIMER MUNDO...HOY SALUDAMOS A LOS COMPAÑEROS DE SOMOS GAY EN PARAGUAY,POR FAVOR LEED EL PRESENTE ARTICULO NECESITAN AYUDA,AYUDARLES POR FAVOR



Hoy es el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, un día en el que recordamos las vidas de quienes nos han dejado y ayudamos a enfatizar lo importante que es la prevención del VIH.
Pero en este Día Mundial de la Lucha contra el SIDA nos gustaría hacer algo especial.
Nuestros amigos de la organización SOMOSGAY dirigen un centro de apoyo en Paraguay que ayuda a personas que viven con VIH. Lo que ofrecen es completamente gratuito, e incluye exámenes y asistencia médica completa para quienes viven con el virus. Muchas de las personas a las que ayudan también son parte de la comunidad LGBT.
No existe NINGUNA protección para las personas LGBT y casi ningún recurso para quienes viven con VIH en Paraguay. Por esta razón, en SOMOSGAY no paran de recibir pedidos de ayuda que atienden con cada vez más dificultad. Son tantos los pedidos que necesitan abrir desesperadamente un segundo centro de apoyo para ayudar a aún más personas.
Por eso necesitamos tu ayuda, JOSE LUIS.
Haz una donación ahora y ayúdanos a abrir un segundo centro de apoyo que podrá salvar muchas vidas de personas que viven con VIH en Paraguay.
Nuestra meta es lograr que 522 personas más hagan una donación antes de que el día termine para financiar la totalidad del nuevo centro de apoyo.

– Matt
Mensaje anterior:
-------------------


AMIGOS DE AYUDA SIDA GRANADA Y TODOS LOS LECTORES DE SU WEB...NECESITAMOS AYUDA,LEED ESTE POR FAVOR :
Me llamo Lucio y soy de Paraguay. Soy un hombre gay, llevo una vida saludable y al mismo tiempo soy seropositivo. Me siento muy afortunado por poder escribir esas líneas. Muchas otras personas no tienen la misma suerte.
El VIH aún se considera una "enfermedad de gays" en Paraguay. La violencia y el estigma que la rodean les impiden a muchos jóvenes buscar ayuda... en algunos casos ha sido demasiado tarde.
Cuando me diagnosticaron el VIH, me sentí aterrorizado. Afortunadamente, un amigo me contó que existía un centro comunitario LGBT en Asunción, la capital de Paraguay, donde podría obtener ayuda médica gratis.
Sin embargo, el centro me ofreció mucho más que eso. En un país en el que las personas LGBT no cuentan con NINGUNA protección, el centro también significó para mí entrar a una comunidad segura en la que finalmente pude ser quien soy.
Ahora que mi salud está estable, quiero ayudar a otros jóvenes como yo. Por este motivo te escribo este correo electrónico. All Out unirá fuerzas con SOMOSGAY para ayudarnos a abrir un nuevo centro comunitario LGBT en Paraguay y así poder ayudar a aún más personas que lo necesitan.
JOSE LUIS, haz una donación ya para ayudarnos a financiar un nuevo centro comunitario para los jóvenes LGBT y para quienes viven con VIH en Paraguay.
¡Ayuda a cambiar la vida de jóvenes LGBT en Paraguay! HAZ UNA DONACIÓN
Paraguay es un país muy conservador. Es el único país del sur de Latinoamérica que no tiene leyes que protejan los derechos de las personas LGBT. A muchas personas LGBT las expulsan de sus casas y las abandonan sus familias.
Los hombres que tienen sexo con hombres y las personas trans de menos de 35 años se encuentran entre los grupos más numerosos de afectados por el VIH aquí. Sin embargo, nuestro país se rehúsa a reconocer esta epidemia: no existen políticas ni programas de prevención o de asistencia para estas comunidades vulnerables.
Por esta razón la ayuda gratuita de SOMOSGAY es MUY importante. Para muchas personas como yo, es la única posibilidad de mejorar, encontrar seguridad y un sentido de comunidad.
SOMOSGAY pretende abrir un nuevo centro en otra ciudad del país, en una ciudad llamada Villeta, donde es mucho más difícil conseguir recursos. Con tu ayuda, cientos de jóvenes LGBT y personas que viven con VIH finalmente tendrán un lugar seguro en el que podrán recibir ayuda.
¡JOSE LUIS, haz una donación ya y ayúdanos a cambiar las vidas de cientos de jóvenes LGBT en Paraguay!
Gracias por avanzar con All Out,
Lucio

FUENTES:

● Informaciones de ONUSIDA sobre Paraguay (en inglés)
● Resolución de Ministerio de Educación promueve discriminación a jóvenes LGBTI en Paraguay – SOMOSGAY, 12 de octubre de 2017
● Sitio web de SOMOSGAY

DIA MUNDIAL DEL SIDA.....HOY 1 DE DICIEMBRE DE 2017( YA HAN PASADO CASI 35 AÑOS COMO PASA EL TIEMPO) EUROPA HECHA EL FRENO A LA RESPUESTA FRENTE AL VIH.....( GRACIAS UNA VEZ MAS A GTT EN BARCELONA Y EN ESPECIAL A JUANSE HERNÁNDEZ---FELICIDADES AMIGOS DE GTT UN AÑO MAS )

Europa echa el freno a la respuesta frente al VIH

En España, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos en 2016 –de los cuales un 46% fueron diagnósticos tardíos– y aproximadamente una de cada cinco personas con el VIH no está diagnosticada
Juanse Hernández - 01/12/2017

Hoy, 1 de diciembre, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Se trata de uno de los días internacionales dedicados a la salud más reconocidos en todo el mundo y, por lo tanto, una oportunidad única para sensibilizar, concienciar, recordar a aquellos que han fallecido y dar cuenta de los avances y los retos en la respuesta a la epidemia del VIH.

Los datos presentados durante estos días por los organismos que se encargan del control y la vigilancia epidemiológica apuntan a que, en Europa, la respuesta frente al VIH se está estancando. De acuerdo con el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la única región en el mundo donde el número de nuevas infecciones por el VIH está aumentando. Con más de 160.000 nuevos diagnósticos de VIH en toda la región –entre los que se incluyen más de 29.000 nuevos casos en 31 países de la Unión Europea y el Área Económica Europea (UE/AEE)–, la tendencia se mantiene en 2016. El diagnóstico tardío de la enfermedad –registrado en más de la mitad de los casos notificados (51%) en la región (un 48% en la UE/AEE)– parece estar detrás de esta preocupante tendencia.

Se estima que, en promedio, transcurren tres años desde el momento en que se produce la infección hasta que la persona recibe el diagnóstico de VIH. Cuanto mayor es este periodo de tiempo mayor es el riesgo de que una persona que recibe un diagnóstico tardío pueda desarrollar determinadas enfermedades asociadas al avanzado estado de la infección o fallecer, y mayor también es el riesgo de que pueda propagarse el VIH si no se toman determinadas precauciones. En este sentido, los expertos señalan que dos terceras partes –es decir el 68%– de los nuevos diagnósticos de sida notificados en la UE/AEE se producen tan solo a los tres meses de haber recibido el diagnóstico de VIH, lo que significa que estas personas habían adquirido la infección por el VIH muchos años antes.

Además, se observa que el diagnóstico tardío aumenta con la edad: en toda la Región Europea, un 65% (63% en la UE/AEE) de las personas de 50 años o más fueron diagnósticas en un estadio avanzado de la infección por el VIH.

El informe de vigilancia epidemiológica del VIH/sida de 2016, publicado por el ECDC y la Oficina Regional para Europa de la OMS, muestra también diferencias en los resultados en cuanto al territorio. En concreto, la zona oriental de la Región Europea concentra el 80% de los 160.000 nuevos diagnósticos de VIH en 2016, lo que supone la cifra más elevada de nuevos casos jamás registrada con anterioridad para un solo año. Los expertos consideran que, si la tendencia continúa, Europa no estará en camino de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible entre los que se ha fijado como meta acabar con la epidemia de VIH para el año 2030, con objetivos intermedios para 2020: que el 90% de las personas con el VIH sean diagnosticadas; que el 90% de las diagnosticadas reciban tratamiento antirretroviral; y que el 90% de las que reciben tratamiento consigan mantener la carga viral indetectable.

Por lo que respecta a España, se estima que un total de 141.000 personas viven con el VIH (IC95%: 128.000-155.000) de las cuales 116.000 están diagnosticadas (IC95%: 106.000-127.000). Por lo tanto, el número de personas que desconocen su infección se estima en torno a 25.000, de lo que se obtiene una fracción no diagnosticada de VIH del 18% (IC95%: 14%-22%).

Como en otros países de nuestro entorno, el acceso universal al tratamiento antirretroviral ha permitido que el VIH haya dejado de ser una infección mortal a corto plazo para convertirse en una enfermedad de evolución crónica, con una esperanza de vida en los pacientes que casi se aproxima a la de la población general (véase La Noticia del Día 15/05/2017). En España, el número de pacientes en tratamiento antirretroviral ascendía en 2016 a 116.408.

En 2016, se notificaron 3.553 nuevos casos, lo que supone una tasa de 7.22 por 100.000 habitantes sin corregir por retraso en la notificación (lo que equivaldría a casi 10 nuevos casos de VIH al día). La mayoría de los casos se registraron en hombres (83,9%), con una media de edad de 36 años. La transmisión entre hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) fue la más frecuente (53,1%), seguida de la heterosexual (26,5%), y la que se produce en personas que se inyectan drogas (3,6%). Por tanto, el 79,6% de los nuevos diagnósticos de VIH en 2016 fueron de transmisión sexual.

La mayoría de los nuevos diagnósticos notificados en 2016 se encuentran en el grupo de edad de 30 a 39 años (33,6%). Un 25,9% (867 casos) tenía menos de 30 años en el momento del diagnóstico de VIH. El 11,1% tenía entre 15 y 24 años y el 16,4%, 50 años o más en el momento de recibir el diagnóstico. El 33,7% de los nuevos diagnósticos de VIH se realizó en personas originarias de otros países siendo el origen latinoamericano, tras el español, el más frecuente (16,6%).

El 46% de los nuevos casos fueron diagnósticos tardíos siendo mayor la tasa registrada en mujeres (54,1%) que en hombres (44,6%). El diagnóstico tardío aumenta también con la edad pasando de un 1,7% en los casos de 15 a 19 años hasta un 51,1% en los mayores de 49 años.

Por lo que respecta a los casos de sida, en 2016 se notificaron 412 nuevos diagnósticos. Tras corregir por retraso en la notificación se estima que en dicho año se diagnosticaron en España 607 casos. La tasa de casos de sida registrada fue de 1,2 casos por 100.000 habitantes sin corregir por retraso en la notificación estimándose que será de 1,8 casos por 100.000 habitantes. El 80,8% de los diagnósticos de sida se produjeron en hombres, con una mediana de edad al diagnóstico de 44 años (rango intercuartil: 36-51), siendo similar la tasa en hombres y mujeres.

El porcentaje de personas con un diagnóstico de sida que contrajeron la infección por relaciones heterosexuales ascienden al 36,2%. Aunque dicha transmisión, en números absolutos, sigue afectando a más hombres que a mujeres, entre estas últimas adquiere especial relevancia al representar el 79,7% de los diagnósticos de sida en mujeres. La transmisión entre hombres gais, bisexuales y otros HSH supone el 32% de todos los casos notificados en 2016 y el porcentaje de personas diagnosticadas de sida en 2016 que contrajeron la infección por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas fue del 12,6%. En 2016 se notificaron dos casos de sida en personas que habían adquirido la infección por el VIH a través de transmisión vertical y un caso de transfusión adquirido fuera de España.

En definitiva, los nuevos casos de sida notificados en 2016 confirman que, tras casi dos décadas de tratamiento antirretroviral eficaz la reducción de la incidencia de sida en España ha sido espectacular, aunque este descenso se ha ralentizado en los últimos años.

Tomados en su conjunto todos estos datos procedentes de la Región Europea de la OMS y de España, urge que los países pasen a la acción y reviertan el curso de la epidemia del VIH. Los expertos consideran que los países europeos deben centrarse en tres áreas principales.

En primer lugar, en el ámbito de la prevención, se deberían priorizar las intervenciones preventivas efectivas e integrales, entre las que se incluyen la sensibilización e información; la promoción del sexo seguro y del uso de preservativos y lubricantes; la terapia de sustitución de opiáceos; los programas de intercambio de jeringuillas; y la profilaxis preexposición al VIH (PrEP) que, pese a estar autorizado su uso desde finales de agosto de 2016 en Europa, su disponibilidad sigue siendo testimonial. En segundo lugar, en el ámbito del diagnóstico, los expertos recomiendan proporcionar servicios eficientes de detección y counselling, entre los que se incluyen los servicios de la prueba rápida, los centros de detección del VIH comunitarios y el autotest del VIH. Y, en tercer lugar, garantizar la derivación rápida y la retención a la atención especializada y el tratamiento.

Uno de los aspectos fundamentales es el diagnóstico precoz porque permite que las personas diagnosticadas puedan iniciar el tratamiento lo más pronto posible lo que, a su vez, incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo de transmitir el VIH –las personas con carga viral indetectable gracias al tratamiento no transmiten el VIH a sus parejas sexuales–; y de desarrollar sida y enfermedades definitorias de sida, como la tuberculosis que afecta de forma desproporcionada a la parte oriental de la Región Europea de la OMS.

Además, de forma paralela, se debería hacer frente al estigma al que todavía hoy se asocia la enfermedad y las personas que la padecen. El estigma y la discriminación asociados al VIH constituyen un gran obstáculo ya que aleja a los ciudadanos de los servicios sanitarios para realizarse una prueba de detección del VIH. Normalizar la prueba de detección del VIH pasa, por lo tanto, por hacer frente al estigma asociado a la enfermedad.

En el caso de España, los expertos coinciden en señalar que, teniendo claramente identificadas las poblaciones más vulnerables al VIH, la estrategia de mejora en la respuesta debería basarse en incorporar nuevas herramientas de prevención para las personas que se encuentran en situación de riesgo elevado –como la PrEP– y normalizar y diversificar la oferta del VIH para disminuir la elevada tasa de diagnósticos tardíos maximizando así los beneficios que tiene el tratamiento antirretroviral sobra la salud individual y poblacional.

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Comunicado de prensa del ECDC (28/11/17): 1 in 2 people living with HIV in Europe is diagnosed late: ECDC and WHO urge improvement in testing practices.

ECDC. HIV/AIDS surveillance in Europe 2017 – 2016 data.

Área de Vigilancia de VIH y Comportamientos de Riesgo. Vigilancia Epidemiológica del VIH y sida en España: Sistema de Información sobre Nuevos Diagnósticos de VIH y Registro Nacional de Casos de Sida. Plan Nacional sobre el Sida - S.G. de Promoción de la Salud y Epidemiología / Centro Nacional de Epidemiología - ISCIII. Madrid; Nov 2017. Disponible en el siguiente enlace. http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/vigilancia/InformeVIH_SIDA_2017_NOV2017.pdf

Núñez O, Hernando V, del Amo J, Moreno C, Díaz A. Estimación de las personas que viven con el VIH y de la fracción no diagnosticada en España, 2013. XVIII Congreso Nacional sobre el Sida e ITS. Sevilla, 22-24 de marzo de 2017. Abstract CO1.6